El profesor Luis Hernández Mergal presentará el próximo martes, 20 de enero a las 3:30 p.m. en la Biblioteca Amauy Veray, el decimotercer disco compacto del Orfeón San Juan Bautista titulado “Glorificamus te”. La obra principal que compone el repertorio de la grabación es de la autoría del profesor Alberto Guidobaldi: “Gloria”, escrita para coro mixto, conjunto de percusión y soprano solista. Este “Gloria” se suma a la literatura coral mundial como una entrega que responde fielmente al texto litúrgico, mediante una elegante elaboración de las fuerzas musicales que lo componen. El lenguaje usado por Guidobaldi es llano y transparente, y rico en melodías cantables. Guidobaldi describe el proceso de escritura de la obra como uno de complacencia en la creación estética, contrario a la construcción artificiosa de un discurso intelectual carente de calidez emocional.

El elenco que ejecutó la obra, grabada en Union Church of San Juan, contó con los siguientes talentos educados en el Conservatorio: Meechot Marrero, soprano; y Francheska Ortiz, Frederick Rodríguez y Armando Rentas, percusionistas. A ellos se les sumó el maestro Andrés Mojica, organista de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. Además, participaron del disco en la interpretación de la “Misa a San Francisco de Asís”, “Salve Regina”, “Padre Nuestro” y “Sanctus” escritos por Guarionex Morales Matos (co director del coro), los estudiantes Jorge Eduardo Ramos Asillo, pianista; Maricarmen Vélez Crespo y Kelvin Díaz Inoa chelistas; y el oboísta Cristian Omar Gautier (egresado recientemente del Consevatorio).

Completaron el elenco la arpista Elyssa Schneider; la soprano Magda Rodríguez Lupeschi, la alto Fabiana Beatriz González Cobos (también egresada del Conservatorio); el tenor Joel Prieto; el trompetista Andreas Stoltzfus; y el maestro Daniel Alejandro Tapia Santiago al clavecín, quien comparte la dirección musical del Orfeón.

Gracias al apoyo del profesor José Alicea y a las gestiones del profesor Guidobaldi se estrecharon muchos de estos vínculos, iniciativas que permiten unir fuerzas y recursos para la producción de trabajos artísticos de envergadura. Tanto para el Orfeón San Juan Bautista como para el Conservatorio de Música de Puerto Rico son fundamentales iniciativas como esta, que en esta oportunidad resulta en la documentación de repertorio de arte sacro puertorriqueño. La fórmula es sencilla y de efectos inequívocos: unidos siempre hacemos más.